Aneimo incide en la posibilidad de declarar confidencial algunas partes de la documentación de las ofertas que se presentan a concursos públicos.

El objetivo de esta posibilidad, recogida en la legislación sobre Contratos del Sector Público, es el de garantizar los intereses comerciales legítimos de las empresas licitantes evitando que terceros puedan acceder a secretos comerciales o técnicos. Esta solicitud debe estar siempre debidamente justificada y no vulnerar los principios de publicidad y transparencia que deben regir los concursos del Sector Público que dese Aneimo siempre hemos compartido.